Be Delicious, de Donna Karan
Fresca como una manzana; esta es la representación de Be Delicious Woman, uno de los perfumes más icónicos de la firma DKNY creado para la mujer moderna, natural y urbana.

Así, este perfume de Donna Karan se presenta como un aroma floral y algo afrutado basado también en componentes vegetales que le dan una frescura de la que no muchas pueden presumir.

La fragancia tiene en la salida una energética mezcla de rocío, pepino verde, hoja de violeta, manzana y pomelo ácido, adentrándose en un corazón de magnolias, tuberosas, rosas violetas, muguete o lirios. Entre tal variedad destaca también la base del aroma, compuesto por sándalo, ámbar blanco y almizcle para crear una explosiva e irresistible combinación.

Lanzada en 2009, Be Delicious fue creada por perfumista Maurice Roucel con el objetivo de ser la esencia perfecta para la mujer joven,fresca y sencilla aunque seductora y sofisticada a la vez.

Posiblemente ya conozcas el original y sencillo frasco del Be Delicious, que pretende reforzar la idea de todo el perfume: la forma de manzana del bote representa la naturalidad y el origen neoyorkino de la fragancia, que apela a su parte más moderna gracias a una parte superior metalizada y a la naturalidad a través del cristal verde intenso de su parte inferior.

El toque final del frasco lo da sin duda la pequeña pegatina que imita a las de las manzanas reales, aunque esta vez con el nombre del perfume y la prestigiosa marca que lo ha creado.

Con esta forma tan particular no importará si se te olvida el nombre de la fragancia, pues cualquiera en la perfumería te entenderá a la perfección cuando preguntes por la manzana verde.

Los frascos se hacen desde los 15ml (una medida un tanto peculiar) hasta los 30ml, 50ml o 100ml a unos precios de 20€, 37€, 54€ y 75€ respectivamente.