Cafetera Tassimo de Bosch
Té, espumosa leche, intenso café, delicioso chocolate Milka a la taza… ¿Ya se te está haciendo la boca agua? Tranquila, porque puedes tener estas delicias en casa gracias a la cafetera Tassimo de Bosch.

Se trata de la última novedad en lo que a cafeteras monodosis se refiere, y es que esta divina creación es distinta de cualquier otra que puedas haber visto en el mercado.

Su característica más original es que posee un sistema de código de barras en las cápsulas que la máquina lee automáticamente para saber el tipo de bebida que debe preparar teniendo en cuenta la temperatura, la presión y el tiempo de preparación necesario para cada una de ellas para que en menos de un minuto puedas tener entre tus manos una taza bien calentita de lo que más te apetezca.

Un solo botón y un panel iluminado te bastarán para controlar el funcionamiento de toda la cafetera, por lo que su manejo es suficientemente fácil como para que lo pueda utilizar cualquier miembro de la familia (el chocolate será el favorito de tus hijos).

Como en casi todas su sistema de funcionamiento requiere agua, por lo que dispone de un depósito desmontable de dos litros. Por suerte, y aunque no acabarás con este gran depósito demasiado rápido, Tassimo tiene unas lucecitas indicadoras que te avisarán de cuándo es el momento de rellenarlo de nuevo, así como de cuándo deberás descalcificar la cafetera (que puede hacerse de forma automática).

El diseño es similar al de todas las otras cafeteras monodosis (Nespresso, Dolce Gusto, Senseo…): moderna, en dos colores, de un tamaño medio y con las opciones básicas en la parte delantera. Además, puedes escoger el color que más vaya con tu decoración, pues está disponible en negro, gris, rojo, naranja o marrón.

El precio de Tassimo de Bosch es de unos 140 euros, un coste bastante competente con el resto de cafeteras de este estilo en el mercado.