Canon IXUS 1000 HS, una cámara ligera de 10 megapíxeles
Hasta hace poco creíamos que las cámaras compactas cuyas fotografías poco podrían asemejarse ni siquiera un poco a las fotos potentísimas réflex por las que muchos hemos suspirado.

Ahora ya tenemos al alcance de nuestras manos cámaras fotográficas de tamaños muy pequeños que con resultados excelentes. Prueba de ello es la Canon IXUS 1000 HS, una cámara ultra compacta fácil de utilizar y que te dará fotografías de buena calidad sin complicarte demasiado la vida.

En su exterior la cámara está hecha de metal en color bronce, plateado o rosa, lo que le proporciona un cuerpo fuerte y un tacto bastante suave y agradable; el objetivo está envuelto por una combinación de magnesio, un material ligero que la marca sólo utilizaba para algunas de sus cámaras profesionales. La pantalla es una LCD panorámica y tiene tres pulgadas, por lo que podrás visualizar las imágenes en la mejor calidad.

Lo más destacable de la IXUS 1000 HS es su sensor CMOS de 10 megapíxeles, que incluye un zoom óptico de 10 aumentos perfecto para fotografiar objetos lejanos. Sin embargo, a mi gusto lo mejor es que tiene una característica que todavía pocas pueden ofrecer: una increíble calidad en las fotografías en cualquier condición de luz, con un 60 % menos de ruido que en las otras cámaras. Esto es posible gracias al sistema CMOS de alta sensibilidad y al HS System junto con el potente procesador DIGIC 4.

Se trata, además, de la única cámara ultra compacta del mercado que combine el zoom 10x y el vídeo Full HD. Además, la cámara permite grabar a cámara lenta, haciendo el vídeo a 240 fps y reproduciéndolos a 30 fps, de nuevo algo no demasiado común ene stas cámaras.

De este modo, se acabó eso de no tener fotos de tus salidas nocturnas o de los mejores paisajes naturales o urbanos al anochecer, cuando todo se llena de magia, porque con la IXUS 1000 HS podrás inmortalizar cualquier momento y cualquier lugar.