Desire Me, de Escada
Sensual y muy femenino. Así es el perfume más sofisticado de Escada, Desire Me. La fragancia, cuya traducción al español sería ‘Deséame’, es de hecho una total arma de seducción que no sólo causa adicción entre las mujeres sino que además trae de cabeza a los hombres.

Desire Se me convierte así en la esencia más provocadora de la línea ‘ME’ de Escada, que anteriormente ya había lanzado al mercado ‘Incredible me’ (2008). En esta ocasión, la fragancia es radicalmente diferente a los aromas a los que estamos acostumbradas, con una agradable modificación de la tradicional combinación floral y afrutada gracias a la integración de elementos tan apetecibles como el chocolate… ¡Serás tan apetecible como para comerte!

Con una salida de cítricos dulces y amargos como la mandarina, la fragancia tiene en su corazón un aroma floral de hojas verdes, peonía, orquídea y madreselva que acaba de manera sorprendente y golosa con deliciosas notas dulces: Chocolate negro, tiramisú, café o aroma de galletas son los encargados de acabar un perfume sencillamente irresistible.

El frasco tiene personalidad y también algunos aires de sofisticación dignos de las más divas, por qué no decirlo. Es bajito y de cristal dorado, con la tradicional forma icónica de Escada en su superficie delantera y con un discreto aunque elegante tapón negro alargado para rematar el diseño.

Como no podía ser de otra manera, una fragancia como Desire Me tenía que ser representada por una mujer tan elegante, sensual y atractiva con el mismo perfume, y nadie mejor que la bellísima actriz Olivia Wilde podía conseguir un gran reto como éste.

Puedes conseguir este perfume en tamaños de 30ml, 50ml y 75ml a un precio de 40€, 55€ o 71€ respectivamente.