Flower by Kenzo
Seguramente a todas os suene el característico frasco del perfume más representativo de Kenzo, Flower by Kenzo, un gran frasco alargado que contiene una dulce y sofisticada amapola roja en su interior.

La fragancia es tan particular como su envase, sencillamente distinta a todas las demás. Suave y potente a la vez, Flower by Kenzo tiene un aroma floral basado en tres notas principales: la primera y la más intensa contiene la base de violeta de Parma, espino silvestre, cassis y Rosa de Bulgaria.

Una segunda fase olfativa permite apreciar un corazón de oppopanax, jazmín, rosa y violeta finalmente queda suavizado por un fondo con notas de vainilla, almizcle blanco y un toque amaderado.

Su dulzura y frescor van más allá del simple buen aroma para conseguir una esencia que recuerda a la higiene y la pureza , que permiten a quien la lleva mantener una agradable sensación de bienestar durante todo el día.

Este perfume está a punto de cumplir los once años, pues su lanzamiento fue durante el año 2000. Desde entonces, y a pesar de ser una de esas fragancias que radicalmente o gustan mucho o no gustan nada, este perfume de Kenzo sigue siendo uno de los más populares de la marca, un éxito en ventas.

El frasco es sencillo, vanguardista y muy natural a la vez; un cuidado envase alargado de cristal transparente y contornos netos. En él se ha introducido una preciosa amapola roja cuyos pétalos se encuentran en la parte superior del frasco (en el tapón) y cuyo largo tallo llega baja hasta el final del frasco.

Puedes encontrarla en sus versiones de 30ml, 50ml o 100ml a unos precios de 48€, 60€ o 93€.