Si hay un dibujo animado rentable de manos de los japoneses ese es Hello Kitty, esa monísima gatita japonesa de pelo blanco que siempre va acompañada por su coqueto lacito y su gran sonrisa.

A sabiendas de que este personaje de la factoría Sanrio levanta pasiones entre las jóvenes y no tan jóvenes, la marca de cristalería y joyería Swarovski se ha unido a la ‘Fundación Pequeño Deseo’ para lanzar a subasta un exclusivo producto cuyos beneficios serán enviados a la entidad por una buena causa.

¿Quieres saber más acerca de esta caprichosa figurita? Echa un vistazo a lo que te contamos.

Se trata de uno de esos tradicionales productos solidarios de la Navidad, solo que en esta ocasión se trata de una edición exclusiva que no sale a la venta para cualquiera de nosotras sino que solamente una afortunada con mucho dinero podrá tener entre sus manos, y es que el precio va a subir de lo lindo gracias a los miles de cristales que la componen.

Exactamente, esta glamourosa y sofisticada Kitty está cubierta por más de 20.000 cristales Swarovski en color blanco, negro, rosa y amarillo aplicados artesanalmente con la técnica del ‘Pointiage’ para recrear el cuerpo y la monísima indumentaria de la gatita japonesa.

La puja, que comenzó el pasado 15 de noviembre y tendrá lugar hasta el próximo domingo 11 de diciembre está en subasta online en la web de Setdart (www.setdart.com).

El importe íntegro de la venta de tan lujoso producto será destinado de forma íntegra a la Fundación Pequeño Deseo para ayudar a los programas e iniciativas de la organización para ayudar a niños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico.

Si quieres que sea tuya ya sabes, haz tu puja para intentar conseguirla… ¿Alguien da más?