Idylle de Guerlain
La prestigiosa firma francesa de perfumes Guerlain lanzó el pasado 2009 una de las fragancias que continúan pegando fuerte en las Navidades de este 2010. Se trata de Idylle, un perfume femenino, fresco y sensual para las chicas más románticas y las enamoradas del amor.

Así, no se trata de un perfume transgresor sino más bien de un aroma dulce que representa la feminidad más tradicional. La fragancia, creada por el popular perfumista Thierry Wasser (sucesor de Jean-Paul Guerlain), podría definirse como un ramo de flores silvestres en el que todo tipo de aromas se combinan para dar un magnífico resultado: un combinado de lirios, peonías, fressias, lilas y rosas de Bulgaria que se integran a la perfección con un fondo de pachulí y musk blanco que otorgan ese toque final a esta eau de toilette.

Se trata de un perfume más ben estival o primaveral, pues sus notas quizá sean demasiado frescas para el invierno, cuando sin embargo podrías alegrar cualquier ambiente solamente con tu dulce aroma floral.

En mi opinión, este perfume es perfecto para las ocasiones especiales, pues su aroma es romántico, tierno y a la vez sensual. Además, Idylle es un perfume para la mujer joven, moderna, sensual, con mucha fuerza y un alto grado de sofisticación, lo que puede apreciarse además de en la fragancia en su refinado frasco. La elegancia del perfume queda representada gracias a las líneas finas y delicadas del bote en forma de enorme lágrima dorada, en cuyo centro encontramos con delicada tipografía el nombre del perfume.

Puedes conseguirla en cualquier perfumería, aunque quizá encuentres algún chollo buscándola a través de Internet; está a la venta en tres tamaños, de 35ml, 50ml, o 100ml, y a unos precios de 59€, 80€ y 116€ respectivamente.