Fotodepilación por luz pulsada desde casa con Lumea, de Philips
Las últimas tecnologías de la belleza llegan ya hasta nuestros propios hogares. Hace unos años ni siquiera podíamos imaginarlo, pero ha llegado un punto en el que incluso podemos realizarnos la fotodepilación en casa.

Pero, ¿cómo hacerlo? Con la nueva tecnología de la máquina de luz pulsada intensa (IPL) de Philips, Lumea. Se trata de un aparato de fotodepilación que dispara flashes de luz que desprenden un calor que provoca que el pelo caiga.

Este tipo de depilación debe adecuarse al tipo de piel de cada persona; Philips lo sabe por ello incorpora en el aparato cinco niveles de intensidad de luz para adaptarse a cualquiera.

Para realizar esta depilación deberás rasurar el vello de la zona a depilar (no arrancarlo de raíz) para que éste actúe como conductor del calor hasta el folículo del pelo dejándolo en un estado de aletargamiento o reposo que posteriormente lo hará caer de forma natural. La siguientes veces que lo utilices, tu vello ya tendrá menos fuerza. Según los tests realizados a consumidoras, utilizado cada dos semanas este aparato previene la aparición del nuevo vello dejándote una piel lisa y sedosa.

No tienes que temer a esta tecnología, pues su seguridad está totalmente garantizada por la marca, que ha incluido algunas características como un filtro integrado para proteger la piel de las emisiones UV o un sistema de seguridad basado en un anillo que detecta si el aparato está correctamente situado sobre la piel, por ejemplo. Lumea también cuenta con una función de desconexión automática para prevenir el sobrecalentamiento del aparato.

Lumea tiene una vida aproximada de 40.000 disparos (unos 7 años) y un precio de unos 499 euros; dejar de preocuparte definitivamente por tu depilación, no tiene precio.