PoGo, la pequeña impresora portátil de Polaroid
Un auténtico capricho para aquellos que van siempre enganchados a su cámara de fotos. La Polaroid PoGo es una pequeñísima impresora digital portátil que te permitirá conseguir tus fotografías en papel en un abrir y cerrar de ojos.

Has oído bien, el pequeño dispositivo de la imagen nos imprimirá las fotos en papel al instante. PoGo no necesita cartuchos de tinta para imprimir, sino que funciona con el propio calor del aparato, que contribuye a que los colores se plasmen directamente sobre el papel fotográfico de cristales, auténtica base para la impresión. Por eso, sólo podrás utilizar este papel especial autoadhesivo y sin bordes para obtener tus fotografías.

Lo mejor es, sin duda, su fácil manejo: sólo tienes que conectar el bluetooth con el móvil o el cable USB de la cámara a la impresora (con la conexión Pictbridge ) y en unos 60 segundos ya tendrás tu copia.

PoGo, la pequeña impresora portátil de Polaroid
El resultado es gratamente sorprendente, con fotografías de calidad resistentes al agua y a las huellas da los dedos.

La PoGo es ligera y cómoda de llevar gracias a sus reducidas dimensiones, de 120 x 72 x 23,5 mm, y no muy complicada de mantener puesto que se carga mediante la batería.

Su precio no es tampoco exagerado, pues puedes encontrarla por unos 59 euros en las tiendas y por bastante menos en internet; eso sí, el papel especial sobre el que imprimir cuesta unos 3’99€ en paquetes de 10 impresiones y 8’99€ los de 30 impresiones.

PoGo es un capricho que merece la pena tener, incluso un regalo original y útil especialmente si va dirigido a ese amigo o amiga a la que debes insistir durante meses para que te pase las fotos de su cámara.