Regalos románticos para San Valentín
Falta menos de un mes para el día más romántico del año y tú todavía estás escaso de ideas. Si no quieres que te pille el toro, esta vez debes ponerte manos a la obra antes para no volver a encontrarte un día antes de San Valentín sin un buen regalo para tu pareja o para declararte a aquella persona que te gusta.

Tranquilos, porque aquí os dejamos algunas ideas de regalos para facilitar la tarea… ¡Quedarás genial con cualquiera de ellos!


1. Desayuno romántico para dos: Empieza bien el día con un desayuno muy especial con deliciosas pastas, bebidas, peluche y globo incluidos; RegaloOriginal los prepara por 64€ el individual y 76€ para dos personas.


2. Cojín en forma de corazón, de IKEA: Este peluche abrazará de tu parte a tu enamorada o enamorado para que lo acompañes incluso en sueños. Tiene un precio de 6’50€.

3. Piruleta gigante en forma de corazón, de Fiesta: Siempre has querido regalar o que te regalen una. El precioso envase de plástico rojo en forma de corazón se abre para darte muchas piruletas y, por qué no, algún mensajito romántico. Un regalo magnífico por sólo 10 euros.

4. Un puzzle con vuestra fotografía: Es original, romántico y algo con lo que podéis pasar un rato juntos. Eso sí, ve ya a tu tienda de fotografía o no llegarás a tiempo para regalárselo el día de los Enamorados.


5. Un foto álbum con vuestros mejores recuerdos: Haza una selección con los mejores momentos de vuestra relación, etiquétalos con fecha y lugar y escribe comentarios románticos en aquellas que te resulten más significativas.


6. Un pack ‘Te Quiero’ de La Vida es Bella: Es una modalidad de los packs de experiencias tan de moda de marcas como SmartBox o La Vida es Bella que ofrece un total de 260 experiencias especiales para este día tan especial. Sino, puedes escoger entre otras experiencias para acudir a Spas, hoteles o restaurantes a partir de los 15€.

7. Un cofre con productos sensuales y eróticos para la noche: Pañuelos para los ojos, plumas o aceites deberán formar parte del juego, aunque serás tú mismo/a el que decida cómo de picante debe ser la noche de San Valentín…