Wake-Up Light, el despertador con luz de Philips
Siete de la mañana. El despertador suena sin parar y tú, estresado por su estridente sonido y todavía con unas ganas irremediables de dormir, te tomas cinco minutitos más para no permitir que sea esa odiosa alarma la que te despegue de tu placentero sueño…

No cabe duda de que, para la mayoría, la hora de despertarse es uno de los momentos más duros de todo el día. Pero, ¿qué dirías si pudieras sustituir tu estresante despertador habitual por uno que te diese los buenos días de manera agradable?

Aunque ahora esto pueda parecerte imposible, Philips lo ha conseguido gracias al Wake-Up Light, un revolucionario despertador que hará que te levantes cada mañana con otro humor.

Wake-Up Light, el despertador con luz de Philips
De hecho, ya no tendrás que escuchar nunca más el odioso pitido del despertador, porque el Wake-Up Light te ayuda a despertarte progresivamente gracias a una luz que va aumentando su luz suavemente desde 30 minutos antes de la hora de levantarte. De este modo, la luz llega a tus ojos intensificando ligeramente la energía de tu cuerpo y preparándolo para que se despierte sin que tú ni siquiera te des cuenta.

Cuando llega la hora punta en la que debes ponerte en pie comenzarás a escuchar los sonidos naturales (pájaros, vacas de los Alpes, sonido de cuco o música relajante), la radio o las canciones de tu MP3 según lo que hubieses escogido la noche anterior al programarlo. Como ocurre con la luz, el sonido va aumentando gradualmente durante un minuto y medio hasta alcanzar el nivel de volumen que has seleccionado.

Si además te cuesta conciliar el sueño o si simplemente te gustaría irte a dormir más relajado este aparato también será un gran recurso, y es que la luz y el sonido también van disminuyendo poco a poco durante el tiempo que tú decidas para dejarte dormidito como un niño.

Además de sus increíbles funciones este despertador tiene un diseño elegante y muy contemporáneo que bien podría pasar por la lamparilla de nuestra mesita de noche, lo que hace sumamente fácil que podamos integrarlo en la decoración del dormitorio: El panel blanco y liso solamente tiene las luces indicativas de la hora, algunos botones básicos y una palanquita para activar y desactivar la alarma.

Aunque Philips tiene varios modelos similares en el mercado, el Wake-up Light con reproducción USB y simulación del anochecer es el que ofrece más prestaciones (todas las anteriores) y tiene un precio de 134’90€.

Visto lo visto, ¡que levante la mano el que no lo compraría!