WIPP Express descubre la conspiración de los bebés
Todos los que hemos padres y madres sabemos de buena tinta lo rápido que los bebés ensucian su ropa y lo difícil que es eliminar ciertas manchas. Los amamos con locura pero a veces parece que conspiren contra nosotros, basta con comprarle una camiseta nueva para que el mismo día que la estrena la ensucie. Algunas semanas no hay día que no tenga ropa con manchas. Y es que evitar que los bebés y niños pequeños se manchen es una tarea ardua complicada, pero eliminar las manchas aparentemente más resistentes es más sencillo de lo que puede parecer si se utiliza un detergente de calidad.

Algunas manchas difíciles de eliminar en la ropa de los bebés son el pegamento, las marcas de rotuladores o bolígrafos, los chicles o los restos de papillas, fruta, salsa de tomate, huevo, helado, chocolate…

Por ejemplo, cuando empieza la etapa de alimentación sólida implica que utilizará la cuchara. Al principio somos los padres los que damos de comer al bebé. Pero al paso de un tiempo nuestro hijo tiene que aprender a comer solito, sin ayuda. Es en este momento cuando su ropa se llena de manchas y churretones de papillas o purés. Un desastre sin precedentes.

Con WIPP Express no habrá mancha que se te resista. El secreto pasa por separar la ropa clara de la de color oscuro. Lavar la ropa blanca por separado. Seleccionar el programa de lavado de agua caliente o para prendas de color. Prestar atención al nivel de suciedad al seleccionar la dosis de detergente líquido o en polvo para la colada y adiós al problema.

Si quieres probar un nuevo detergente aquí puedes encontrar algunos cupones de descuento.