Zapatos Bershka primavera-verano 2012
Guste o no reconocerlo, muchas mujeres tenemos adicciones secretas que a veces solamente conoce nuestro fondo de armario. Uno de estos vicios consumistas son los zapatos, eterno capricho para el que siempre seremos capaces de encontrar una buena explicación: combinaciones, estilos, colores… ¡cualquier excusa nos vale!

Ahora que se acerca la primavera, por ejemplo, tenemos la excusa de que los colores y los estilos para la nueva temporada requieren una pequeña ampliación de nuestra colección… ¿La mejor manera de hacerlo? Con los monísimos diseños de económicas marcas como Bershka.

Bershka propone calzado para todo tipo de chicas teniendo en cuenta sus gustos, necesidades o la ocasión para la que se arreglan. En este sentido, en la colección podremos encontrar desde confortables zapatos planos hasta elegantes o llamativos zapatos de tacón pasando por otros más cómodos y funcionales como las zapatillas deportivas.

Zapatos Bershka primavera-verano 2012
Para el día a día sin duda lo mejor será cualquiera de los diseños planos de la marca, bailarinas con todo tipo de cortes, diseños y estilos para adaptarse a todos tus estilismos: podrás encontrar los diseños en toda clase de colores y en superficies tan variadas como la polipiel, el charol, el terciopelo o el serraje.

Zapatos Bershka primavera-verano 2012
En cuanto a los zapatos y sandalias de tacón, los encontraremos en tejidos de piel, polipiel o terciopelo, con corte salón, descubiertos o peep toe y con tacones que van desde los finísimos de tipo aguja hasta los más anchos y robustos. En la colección tampoco se olvidan las cómodas y femeninas cuñas que volvieron a la moda hace ahora un par de años.

Para que nos entendamos, todas las deportivas adquieren un estilo muy similar al de las Converse o al de las zapatillas Victoria.

En lo que al color se refiere Bershka propone desde los más básicos negros y marrones hasta los tonos de moda como son por ejemplo los pastel (rosa, naranja empolvado, etc.), los naturales (tostados, por ejemplo) o los más llamativos rojos, azules, amarillos, naranjas y fucsias.

Debemos reconocer, no obstante, que en la colección hay algunos diseños más difíciles de ver: brillantes telas metalizadas, formas demasiado clásicas o ciertas combinaciones de color no acaban de convencernos… ¡por algo se dice que ‘para gustos los colores’!