Go-Go Night, las planchas sin cables de Artero