Kodak Playsport, una videocámara sumergible
Recuerdo que hace años mis padres solían estar continuamente con una enorme videocámara en las manos, siempre inmortalizando tanto los momentos más importantes y divertidos de nuestras vidas… Sin embargo, incomprensiblemente con el paso de los años la mayoría de nosotros hemos acabado por dejar de lado la grabación en vídeo y apostar más por las cámaras fotográficas, que nos proporcionan una grabación de menor calidad.

Como adoro las videocámaras y creo que son la mejor opción para conservar nuestros recuerdos, hoy te voy a proponer un modelo Kodak de lo más innovador, una cámara poco comparable a todas las demás.

Se trata de la Kodak Playsport, una cámara de reducidísimas dimensiones (58 x 112,5 x 19,5 mm) que podrás llevar a cualquier parte, y no sólo por su ligereza y por el poco espacio que ocupará en tu bolsillo, ¡sino porque además es resistente al agua!

Kodak Playsport, una videocámara sumergible
Sí, como lo oyes, se trata de una cámara sumergible que te permitirá grabar los momentos más divertidos de tus amigos o tus hijos bajo el agua de la piscina o la playa.

Si no fuera porque el menú frontal de la cámara es bastante sencillo, la Kodak Playsport podría confundirse perfectamente con un teléfono móvil por el pequeño objetivo en la parte trasera de la cámara y por su modernísima estética contorneada en color blanco, azul, naranja, negro o violeta. El tamaño de la pantalla es de 5’1 centímetros.

En cuanto a las características técnicas cabe destacar la resolución 1920 x 1080 píxeles, sensor CMOS, zoom digital de 4x y una memoria flash de 128 MB además de la tarjeta de memoria.

¿Cómo conseguirla? El Corte Inglés la tiene a la venta exclusivamente en internet a un precio de 149’99€.