Mise en Dior, los pendientes del momento